jueves, 26 de agosto de 2010

Pensemos en positivo

Iba a empezar este artículo en tono pesimista, acordándome del Windguru y de Mariano Medina, pero voy a pensar en positivo, me explico.

He salido de pesca sólo, no he encontrado compañero, iba muy confiado, las condiciones eran perfectas, marea viva y viento justo.

Enseguida me dí cuenta que la previsión del viento no era buena, el barco corría a más de dos nudos.

La idea inicial era empezar con el jigging, pero el viento me hizo fondearme primero, después de toda la mañana garreando por el fuerte viento y sobre todo por la corriente, sobre las 2 de la tarde decidí que ya podía empezar con el jigging el viento había decaído.

Primer punto positivo, después de estar toda la mañana fondeado con vivo, a la primera pasada con el jigging entró el pargo que veis en la foto, y en la siguientes dos picadas más que no engancharon bien, el jigging funciona.

Sobre las tres y media me fui haber si tenía suerte con los Marlin, monté dos muestras que el año pasado me dieron mucho resultado con los marlin y listados grandes, la idea era pescar marlin o listados grande, no me equivoqué, me entraron dos listados grandes.

Otra de las pruebas fue probar excistadores, curioso, sólo le dieron a las dos muestras que llevaban los excitadores montados, llevo mucho tiempo diciendo que los excitadores multiplican la acción de las muestras, esta son las muestras y  excitadores empleados:


Pensaba llegar a los 100 metros de profundidad para intentar pescar un marlin, pero ya en los 70 me di la vuelta, era imposible con esas olas.

Cuando llegué a casa estaba algo mosca con el día, pero recapitulando pienso que hay que ser positivo, a pesar del mal tiempo traigo pescado para comer toda la semana, desde que me cambié de puerto no ha habido ni un sólo día de pesca que no haya traído pescado.

La próxima irá mejor, o la próxima.
Publicar un comentario