domingo, 11 de julio de 2010

Jornadón de pesca, corvinas y test positivos

Todo la jornada de pesca se planteo sobre la marcha el día antes, a las siete menos cuartos quedamos en el pantalán Luis Vides y un servidor, temprano, teníamos muchos objetivos por cumplir, probar las nuevas cañas de Colmic AKIRA BORON para el jigging, probar el carrete Shimano Stella 20000 y 8000 PG para el Curricán de altura, probar todas las muestras de fishus y Leoni para el la pesca del pez sierra, y los anzuelo de SASAME para la pesca con vivo, ojo, comienza la temporada de curricán de altura.

Por partes, lo primero a buscar profundidad para mover los jigs, había una niebla muy espesa, tardamos en llegar al pesquero, pero llegamos a muy buena hora, el día no me gustaba, la mar estaba como un plato, sabía que no iban a tocar los jigs. Cuando ya estuvimos convencido de que no era el día para los jigs, probamos un vivo, la primera picada, seguramente sería un submarino, sacó mucha línea en poco tiempo, nada se pudo hacer, cuando las cosas no se hacen bien lo normal es que parta, por listos.

Sobre las doce y media comentamos que sin pescado era difícil probar cañas y carretes, improvisamos sobre la marcha, vamos a por serruchos.

Montamos 6 cañas, dos de las cuales eran dos Colmic AKIRA BORON, y la nueva Kookai todas para jigging, pero queríamos saber como respondían, una AKIRA la montamos con el carrete Shimano Stella 20000 y la otra con un 8000 PG, la Kookai con un Shimano Stella 8000 PG SW.

Montamos los señuelos sin excitadores para evitar interferencia en los test, por suerte había muchísimos serruchos y los test fueron muy concluyentes.

Ha sido la primera vez que pesco al curricán de altura con carretes de bobina fija, me ha sorprendido su buen funcionamiento, es muy cómo, obviamente sólo se pueden usar para estos tipos de túnidos pequeños y siempre con carretes súper potentes como los Stella, Twin Power, etc.

Las Colmic AKIRA BORON, también funcionaron bien, sacaron muchos serruchos y se comportaron muy bien, su gran mango te da mucho juego, te facilita mucho el trabajo y su acción se adapta bien al pescado chico, en definitiva buena caña.

Para nota, la caña de Kookai, diseñada para la pesca de rubber jig, mide 2,12 cm y tiene una acción de 30-90 gr. viene presentado con una funda preciosa y con dos correas que impiden que se muevan dentro de la funda, cuando se montan los dos tramos tiene una presencia imponente, con los serruchos me quedé impresionando que a pesar de su ligereza es muy potente, sobresaliente.


Las muestras se probaron todas, en distintos colores y distinta posición del barco, gracias a la gran cantidad de picadas los test fueron contundentes estos tres señuelos en sus distintos colores fueron los que arrasaron:


Cuando ya estuvo todo más que probado, cambiamos el tercio, vamos a buscar pescado grande a fondo y con vivo, seguimos con más pruebas.

Buscamos un sitio para anclarnos, objetivos, coger pescado bueno, seguir probando las cañas ahora a fondo y probar los nuevos Anzuelo SASAME CHINU RINGED 7/0, anzuelos de carbono pensado para pesca mayor.


Sondeamos la zona, vimos mucha actividad, estaba convencido de que era pescado, en cuanto nos anclamos, la primera picada, una anjova de 2 Kg., como era de esperar varios bajos fueron cortados, era de esperar,  al rato un robalito de 1 Kg., algunas picadas fallidas y Luisito pone cara de lucha, esto se pone serio, saca una corvina de 12 Kg., ya os imagináis, alegría, más picada, ahora me toca a mí, sabía que no era muy grande, pero otra corvina de 9 Kg visitaba el Cintina, mañana comemos corvina fijo.

Esta última os la cuento con detenimiento, no tiene desperdicio, marca la picada, no fue lista, eligió el Stella 20000 con una AKIRA, un bajo con fluorocarbono de SEAGUARD y los nuevos CHINU RINGED de SASAME, comienza la pelea, parece grande Luis, o viene mal clavada, después de un buen rato la veo platear, cuando ya la veía en el plato, rompe, Luís y yo con cara de circunstancias, cuando ya se nos había pasado el cabreo, le comento a Luís, esta caña está rara hace un movimiento muy raro, era la otra AKIRA con el Stella 8000, ostra, parece que trae pescado, no es malejo, 14 Kg. de corvina, pero que trae en la boca, alucina el aparejo que me acaba de romper, perfecto, no me dio tiempo ni a lamentar la pérdida anterior.

El resultado final es, tres corvinas, una anchova, un robalo y serruchos, no es que sea mucho pescado, pero el día no prometía nada, elegimos bien nuestra opciones.

Otro aspecto muy positivo fue los buenos test que se realizaron, estos sólo se pueden dar como buenos cuando se dan muchas picadas, como fue el caso.

Sobre todo me quedo con la sensación del trabajo bien hecho, los pescadores de ponientes somos duros, compensamos la ausencia de pescado con largas jornadas de duro trabajo.

Hasta la próxima
Publicar un comentario