viernes, 20 de abril de 2012

Mantenimiento de embarcación. Sistema de combustible


El próximo octubre el CINTINA va a cumplir 5 años, parece que fue ayer cuando lo compré, en estos 5 años he cumplido sus mantenimientos a raja tabla, es decir, cambio de aceite de motor, cambio de aceite de cola, ánodos y filtro de gasolina, pero debido a la experiencia que he adquiere con el transcurso de los años y por el gran conocimiento de mi amigo José, gran mecánico, me he dado cuenta que hay  muchos aspectos que hay que cuidar más. En esta ocasión quiero hablaros del sistema de combustible de una embarcación, en este caso será de gasolina ya que mi barco tiene un motor fuera borda Honda BF 150, aunque entiendo que esto que os voy a contar no variará en los motores diesel.

Hará unos 10 meses, en una jornada de pesca el sistema de alarma del motor Honda comenzó a sonar, eran pitidos que nunca antes había escuchado y que no se correspondía con las luces de emergencia prevista para alarmas serias que trae el sistema de aviso en el cuadro de mandos, tras mucho investigar por Internet conseguí dar con la avería, había contaminación de agua en la gasolina, bastó con vaciar los decantadores interno del motor para que no volviera a dar problema, peo me dejó bastante mosqueado el asunto.

En mi última jornada de pesca con Manuel apuramos el depósito de combustible al máximo, esto lo he aprovechado para echarle un vistazo al depósito de combustible. El CINTINA tiene un depósito de plástico con una capacidad de 130 litros, es muy fácil acceder a él y ver su interior.

A primera vista no me gustó lo que vi, había mucha suciedad, partículas flotando y algún que otro objeto no identificado, sin pensarlo desmonté el depósito y me lo llevé a mi nave para verlo con más detenimiento.

Cuando vacié el depósito en cubos para ver el estado de la gasolina y del interior del depósito me di cuenta que el tema es serio, había agua y muchísima suciedad, como podéis entender esto puede causar averías muy serias, sobre todo en motores electrónicos, más concretamente en los inyectores.

Lo primero que se hace en estos casos, es tirar la gasolina y limpiar bien el depósito, como es obvio, lo segundo es poner remedio a esta suciedad para que no vuelva a ocurrir instalando un filtro de gasolina de verdad, me explico.

Todos los barcos, entre el depósito de combustible y el motor, llevan un filtro con el objeto de parar la posible suciedad que haya en el combustible, pero somos muchos los que no lo cambiamos con la asiduidad que requiere o no tenemos un buen filtro.

Fijaros en el de la foto, es ideal, tiene una tasa de cristal para que podamos ver si la gasolina que va decantando tiene agua o partículas, debido a la llave que trae incorporada a la tasa de cristal podremos sacar el contenido y examinarlo con claridad y además lo podemos ir limpiando. Otro tema a tener en cuenta en la bomba incorporada en el filtro para purgarlo cada vez que saques la gasolina, de esta forma el motor volverá a arrancar sin ningún problema.

Yo tenía este mismo filtro instalado, lo instalé hace dos años, dónde ha estado el fallo, no lo miré nunca y sobre todo no fui sacando las partículas decantada en la tasa de cristal, lo cual ha provocado que la llave se haga un cuerpo con la tasa de cristal debido a la sal y no funcione, somos muchos los que la hemos roto esa llave intentando forzarla.

También tenéis que tener en cuenta, que normalmente los motores llevan filtros interiores que también debéis de vaciar al menos un par de veces al año para evitar averías.

Para conocer bien vuestro motor os recomiendo que busquéis en Internet el MANUAL DE TALLER del motor que tengáis, a mí me ha costado 9 dólares y estoy encantado, lo explica absolutamente todo.
 Espero que con estos consejos evitemos averías mayores.

Hasta la próxima
Publicar un comentario